Qué hacer si te quemaste la piel con el sol

Por Frida Arriola
Qué hacer si te quemaste la piel con el sol

Si después de un increíble día de playa tu piel se pone roja y te arde, quiere decir que la exposición al sol superó la cantidad de melamina que protege a tu pielesita, y a consecuencia de esto, tu piel se quemó. ¡Haz esto para aliviarla pronto!

Antes que nada, date una ducha con agua fría y aplica un aftersun en toda el área afectada de tu piel. Te aliviará y refrescará rápidamente. Si no tienes algún aftersun (y por x o y no puedes ir a la farmacia por uno) también puedes aplicar algún remedio casero para las quemaduras, por ejemplo el aloe vera tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que aliviarán tu piel (también puede ser vinagre de manzana, yogurt, aceite de coco)

Si tu quemadura es más grave, posiblemente te salgan ampollas (estas pueden salir incluso en 2-3 días después de la asoleada) en estos casos, lo más recomendable es que vayas con tu dermatólogo para que pueda recetarte lo necesario específicamente para tu piel y el grado de la lesión.

Lo que si te pido por favor, es que no te expongas al sol con tu piel lastimada. Debes esperar a que sane y regrese a la normalidad, antes de asolearte nuevamente, ya que de lo contrario, la lesión puede ponerse mucho más grave.

Si estás, por ejemplo, en una playa de vacaciones, y no quieres dejar de aprovechar tus días, ponte en modo intensa para que no te afecte: usa sombrero, lentes, rash guard, protector solar con factor sp50+ y procura mantenerte en la sombra.

Recuerda que NO HAY BRONCEADO SALUDABLE. Lo mejor es siempre preveer y protegerse adecuadamente para EVITAR que tu piel se queme. Evita las horas donde el sol está más intenso (de 11 am a 4pm), ponte suficiente bloqueador spf50+ y retócalo cada 2-4 horas, cuidate mucho, recuerda que la alta exposición al sol causa envejecimiento precóz y aumenta el riesgo de cáncer en piel.